Peg "Eva Perón"

$149,99

Hasta 12 cuotas

EVA PERÓN (1919-1952)

Nacida el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires, María Eva Duarte fue la menor de los cinco hijos de Juana Ibarguren y Juan Duarte. Tres meses después de llegar a Buenos Aires, en 1935, consigue su primer trabajo como actriz de reparto, y con el correr del tiempo incursiona por el cine, se familiariza con el teatro y se convierte en figura de un género por entonces en pleno auge: el radioteatro. Hacia 1942 ya encabeza una compañía radioteatral, y en agosto de 1943 dan resultado sus primeros esfuerzos en el campo gremial: nace la Asociación Radial Argentina.

El 22 de enero de 1944, el coronel Perón y Eva Duarte se conocen en el transcurso de un festival artístico que se realiza con el fin de recolectar fondos para las víctimas del terrible terremoto que días antes había arrasado la ciudad de San Juan. Poco después ambos inician su relación sentimental, y Eva se vuelca con entusiasmo a difundir el ideario justicialista. Su capacidad de lucha queda demostrada durante las jornadas previas al 17 de octubre de 1945. Detenido Perón en la Isla Martín García, en el Río de la Plata, Eva se empeña en obtener su libertad entrevistando a militares, abogados y personajes influyentes.

Agotados esos recursos, decide gestionar un paro general de adhesión a Perón y recorre los sindicatos y fábricas más importantes lanzando una consigna ferviente: “hay que rescatar al coronel”. El día 17 de octubre, declarada la huelga general, compactas columnas de trabajadores se dirigen a Plaza de Mayo y no se retiran hasta escuchar la palabra de Perón, quien es liberado y llevado precipitadamente a la plaza para satisfacer el reclamo popular.

Cinco días más tarde, Perón y Eva Duarte contraen matrimonio, sellando una unión afectiva que contribuye en forma decisiva a dar identidad política al naciente Movimiento Peronista.

Cuando en 1946, Perón fue electo presidente de la nación, Eva decidió tomar un rol activo y ocuparse de los más necesitados. Se suponía que en su carácter de primera dama, iba a poder realizarlo como presidenta de la Sociedad de Beneficencia, pero las señoras de la oligarquía porteña se lo impidieron con el pretexto de que era demasiado joven. Eva entendió de inmediato el mensaje y decidió crear su propia fundación.

En 1947, consiguió que se sancionara la ley del voto femenino y al siguiente inauguró la Fundación Eva Perón con el propósito de brindar verdadera asistencia social a los más humildes, especialmente a las mujeres, los niños y los ancianos. A través de sus gestiones, se ocupó de dar trabajo y viviendas, y de construir hospitales, escuelas, asilos y hogares en todo el país. Eva se ganó así la devoción de los desamparados e incrementó el odio que ya le tenían las clases acomodadas. En 1951, los sindicatos le pidieron que se presente en las elecciones junto con Perón, como candidata a vicepresidente. Pero para los sectores más conservadores, era inaceptable que una mujer ocupase ese cargo, de modo que presionaron sin descanso hasta que Evita, inducida por Perón, finalmente renunció “a los honores pero no a la lucha”.

El cáncer de útero que padecía siguió avanzando, dejándola casi postrada, pero el 4 de junio de 1952, se puso un arnés metálico y acompañó a su marido en su segunda asunción como presidente. Esa fue su última aparición pública. El 26 de julio de 1952, la cadena nacional anunció que la señora Eva Perón, jefa espiritual de la nación, había fallecido a la edad de 33 años.

  • Dimensiones: 3 x 6,5 Cm.
  • Edad recomendada: + 3 años

Utilizar bajo la supervisión de un adulto teniendo en cuenta la edad recomendada. Este producto no es adecuado como un juguete para morder o masticar.

COMPRÁ Y RECIBILO EN TU CASA

Hacemos envíos a todo el país con OCA. Dentro de CABA podés optar por GLOVO.